¿Qué son los pop up o ventanas emergentes?

Las ventanas emergentes o pop up son una forma de publicidad que se muestra en una pantalla durante su navegación por una página web. Normalmente se presentan de manera no deseada, y si el usuario decide cerrarla, tendrá que hacer clic en una opción específica del botón de cierre.

¿Para qué sirve un pop up o ventana emergente?

Las ventanas emergentes o pop up sirven para mostrar al usuario estímulos publicitarios, ofertas, descuentos, información sobre el sitio web, etc. Estas pueden contener contenido multimedia como videos, banners, documentos, etc.

Además, una ventana emergente es una herramienta útil para aumentar el número de suscriptores de una lista de correo, ya que permite al usuario inscribirse fácilmente y recibir contenido personalizado.

Los pop up también se pueden utilizar para la recopilación de información sobre el usuario, como sus preferencias, intereses y gustos. Esta información se utiliza para mejorar la experiencia de usuario, ofrecer contenido más relevante y aumentar el tráfico de la página web.

¿Por qué usar pop-ups o ventanas emergentes no es recomendable?

Las ventanas emergentes o pop-ups, son elementos que se muestran en la interfaz de una página web cuando se abre alguna de sus direcciones. Estas ventanas emergentes son muy utilizadas para mostrar anuncios publicitarios, ofertas, promociones, y cualquier tipo de contenido que el usuario lo recibe sin haberlo solicitado previamente. Si bien este elemento puede ser útil para captar la atención de los usuarios, los creadores de contenido deben tener en cuenta los aspectos negativos que esto puede acarrear a su página web:

1. Disminuye la experiencia del usuario

Un usuario que visita tu página web con la intención de encontrar contenido relevante, se topará con una ventana emergente que interrumpe su flujo de navegación, sin contar que puede que ese contenido no sea del agrado del usuario, limitando la expericencia a la que se enfrenta en la web.

2. Afecta el rendimiento de la página web

Al cargar contenido adicional mediante ventanas emergentes, se le suman recursos a una página web, haciendo que su rendimiento sea más lento. Esto se traduce en una disminución del tiempo de carga de la página web, lo que seguramente alejará al usuario, quien no tendrá la paciencia de esperar a que la página cargue.

3. Puede generar distracción

Aunque sea un recurso útil para captar la atención de los usuarios, la utilización de estas ventanas emergentes puede desestimular al usuario, quien puede verse abrumado con la cantidad de información que recibe. Esto genera una sensación de desagrado en el usuario, quien se verá tentado a alejarse de la página por recibir información no solicitada.

4. Puede afectar la seguridad de la página web

Las ventanas emergentes hacen más vulnerable a la página web, ya que pueden ser utilizadas para descargar contenido malicioso, lo que afectará la seguridad de la página, así como los usuarios que la visiten.

En conclusión, aunque la utilización de pop-ups o ventanas emergentes puede ser una herramienta útil, hay que tener en cuenta los aspectos negativos que esta herramienta puede acarrear a una página web, pues esto afectará negativamente la experiencia del usuario.

Artículos recomendados